La máxima autoridad upelista destacó los logros y retos de la Universidad en el 2017. Foto: Angley Vivas (Rectorado)

 

Escrito por: Angley Vivas

 

El rector de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL), Raúl López Sayago, hizo un balance del trabajo realizado durante el año 2017 en esta institución dedicada a la formación de profesores y con presencia en todo el país.

La autoridad universitaria manifestó que a pesar de las dificultades, esta Casa de Estudios egresó un importante número de docentes para atender el sistema educativo nacional y concretó importantes reformas para adaptarse a los cambios que a nivel mundial ocurren en el ámbito educativo.

 

¿Cuál es el balance que usted realiza del año que está por concluir?

El balance en este 2017, a pesar de las dificultades, podemos calificarlo de positivo. En el sentido de que seguimos cumpliendo con nuestra misión fundamental  que es la de formar educadores con altísimas competencias para el ejercicio del magisterio y que puedan aportar para la formación de nuevos valores que incidan en el progreso, en el desarrollo, en el avance y en la esperanza del país. Una  esperanza que está bien diezmada, afectada, dada la situación de crisis generalizada que tenemos en Venezuela.

 

¿Ha disminuido la calidad de los profesionales que la UPEL forma, considerando el déficit presupuestario y la migración de docentes?

 Los estamos formando con la misma calidad, porque en eso nos hemos empeñado. Tenemos sí mucha preocupación para este próximo año y precisamente uno de los retos para el 2018 es mantener a la Universidad funcionando con calidad. No tiene sentido funcionar sin excelencia y no  tiene sentido formar a profesionales de la docencia que no tengan los conocimientos  que permitan seguir aportando al desarrollo del país.

 

¿Cuál es la dificultad más grave que la Universidad ha afrontado  este año?

Además del problema presupuestario que ha sido recurrente desde hace más de una década, está la deserción de estudiantes, profesores y egresados que no ven en el país en estos momentos la posibilidad de tener una mejor calidad de vida,  de aportar a su familia y de poder proteger su entorno familiar. Eso los motiva a emigrar hacia otros países donde piensan  que pueden desarrollarse con mayor solvencia.

Este año he firmado más de 10 mil solicitudes de certificaciones de notas de egresados nuestros con aspiraciones de irse del país. Eso significa que estamos formando profesionales en  la Universidad, para que vayan a aportar al desarrollo y progreso de otras naciones. Eso no ocurre sólo en la UPEL, ocurre en todas las universidades nacionales, incluso las que están en estos momentos intervenidas por el Ejecutivo. Contra eso debemos luchar, por eso en los actos de grado en los que participo he insistido en que tenemos que quedarnos en Venezuela, en que no pueden irse porque eso significa desmembrar al  país y descapitalizarlo del talento humano. Eso es muy peligroso porque un país sin profesionales competentes, capaces, que puedan contribuir con su desarrollo pleno, genera una situación muy comprometida.

 

El Rector de la UPEL afirma categóricamente  que ningún país del mundo se ha desarrollado sin contar con la educación como un pilar fundamental y la formación de buenos profesionales.  “Ha sido la educación y las universidades las que han aportado para el desarrollo de los países”.

 

¿Cómo ha impactado la diáspora de docentes en el sistema educativo?

 Las universidades aportan profesionales, que van a trabajar en las diferentes áreas de sus competencias para impulsar económica y socialmente al país. Si eso no lo tenemos en Venezuela, pues vamos directo al fracaso y contra eso es que debemos luchar y enfrentarnos  las universidades y los universitarios. Todos nuestros egresados tienen que permanecer en Venezuela, porque si no van a ser desplazados por personas que no reúnen las competencias como  el caso, por ejemplo, de la misión Chamba Juvenil: un profesor nuestro que se vaya del país puede ser sustituido por un bachiller que con  5 semanas de entrenamiento o 40 horas ejercerá el magisterio sin la debida calidad que se merecen nuestros niños y jóvenes.

 

Pero los profesionales se enfrentan al dilema de formarse en las universidades o salir a la calle a buscar empleo. ¿Usted ve alguna perspectiva alentadora en el futuro inmediato?

En este momento los sueldos que perciben los universitarios en general: obreros, administrativos y docentes, son de una precariedad tal que no le alcanza para cubrir sus necesidades. Pero en el momento en que este país se recomponga, en que este país cambie sus líneas de acción en lo económico, social y político,  va a venir un resurgimiento de las profesiones y va  a venir un resurgimiento en las remuneraciones  de los profesionales,  porque eso ha ocurrido  en Europa y en nuestro continente, en un momento determinado en Chile, Argentina ni Brasil no valía la pena ser profesional. Cuando esos países se recompusieron desde el punto de vista político, social y económico, lograron renacer y los profesionales alcanzaron un protagonismo fundamental y determinante en el avance y desarrollo del país y por supuesto que son profesionales  muy bien remunerados.

Eso va a ocurrir nuevamente en Venezuela, porque no pensarlo sería creer que este país va a desaparecer y no  es así. Este país tiene mucho potencial y muchas cosas que nos pueden permitir en un futuro mediato salir de la crisis que tenemos y en ese momento van a hacer falta los profesores, los ingenieros, los médicos, toda la gama de profesionales que han emigrado del país  y estoy seguro que van a retornar a Venezuela.

 

Los males no son eternos. Este país tiene que enrumbarse definitivamente hacia un sendero  de prosperidad con este o con cualquier otro gobierno. Este gobierno tiene que cambiar sus políticas económicas, sociales, porque  tal y como están establecidas lo que han generado es miseria, una crisis que incluso  ha permitido el retorno de enfermedades que ya estaban superadas desde hace muchísimos años. 

 

Llegado ese momento ¿Cuál será la responsabilidad fundamental que deberá asumir la universidad venezolana para contribuir a la reconstrucción del país?

Yo insisto siempre en el rescate de los valores que siempre nos identificaron como pueblo y como país, gente solidaria, tolerante, respetuosa, amante de su trabajo, puntual. Esos valores y principios que siempre animaron a los venezolanos hay que seguirlos sembrando en las aulas de clases para la formación ciudadana.

No podemos educar solamente profesionales con conocimientos en áreas  científicas, humanísticas o tecnológicas, sino profesionales integrales  en quienes los valores complementen esa formación profesional y espiritual. Sólo así educaremos a un buen ciudadano que es lo que queremos y necesitamos para el país. De esta manera, cuando Venezuela pueda recomponerse tendremos las  herramientas necesarias para salir adelante  sin  ninguna dificultad. Aquí tenemos toda la capacidad para hacerlo  y tenemos  universidades prestigiosas que lo van a seguir haciendo. Estamos luchando para tener estos profesionales comprometidos con la nación.

 

Elecciones universitarias  

¿Cuándo aspira que se realicen las elecciones para renovar a las autoridades universitarias cuyos períodos están vencidos?

Nosotros en la Asociación Venezolana de de Rectores Universitarios (AVERU) hemos permanentemente solicitado que la  Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia se avoque al pronunciamiento de la Sala Electoral para fijar de una vez por todas las elecciones de las autoridades universitarias en todas las universidades del país.

Todas  las universidades requieren elecciones de autoridades, de tal manera  que existe ese compromiso de los que van  a dirigir con los dirigidos, es decir, que tu respondas a los intereses de quienes te eligieron y no que respondan  a los intereses de un ministro que te designa o de un CNU que te designa, porque eso es desvirtúa la esencia y la  praxis democrática y plural de las universidades nacionales. Por eso hacemos un llamado y seguimos solicitándole a la sala Constitucional que se pronuncie sobre este punto para  poder hacer elecciones en todas nuestras universidades nacionales y que ese CNU que tengamos sea distinto al actual, donde todos los rectores que allí aparezcan sean rectores electos por sus comunidades.

 

Resultados 2017

Para López Sayago una de las esperanzas y un reto que afronta la UPEL es el nuevo diseño curricular que implementó en el último semestre y que es el producto de la transformación curricular iniciada en el año 2009 cuando asumió la gestión rectoral.

La transformación curricular de la Universidad puede resultar atractiva para nuestros jóvenes, en virtud de que se diseñó la carrera de 4 años con un continuum  en el postgrado a dos años. Significa que en un lapso de 6 años el estudiante egresaría con el título de profesor y con un postgrado, bien sea especialización o maestría, lo que es importante para todo aquel que quiera formarse como docente. Eso  le da la posibilidad de poder ejercer la docencia a nivel de pregrado y de postgrado.  Este currículo está concebido para eso.

 

¿En qué otras áreas de la UPEL ha habido cambios a raíz de la transformación que señala?

Esta gestión ha tenido la particularidad que ha  ido modernizando la Universidad en términos operativos y reglamentarios. En el Consejo Universitario hemos sancionado una cantidad de normativas que se vinculan directamente con nuestro personal administrativo, obreros y docentes y hemos sancionado una serie  de reglamentos que tienen que ver con los programas de postgrado, docencia y extensión y que precisamente cumplen con ese fin de transformación curricular de la Universidad.

Eso definitivamente nos satisface porque la Universidad tiene que irse reinventando con los tiempos y poniéndose a tono siempre con los avances que se observan desde el punto de vista científico, administrativo, humanístico.

Yo  estoy muy satisfecho con el equipo de apoyo que tengo en la Universidad, todos han venido aportando de una manera sustancial para que la UPEL siga avanzando en su modernización y en los cambios estructurales que permitan ponernos en  sintonía con avances mundiales.

 

Internacionalización de la Universidad

¿Cómo avanza el posicionamiento de la UPEL más allá de nuestras fronteras?

Hemos marcado la pauta para la internacionalización de la Universidad y lo estamos concretando con la firma de convenios con  universidades importantísimas de Colombia y Brasil. Lo que significa que nuestra Universidad es muy bien vista en el exterior y hay muchas instituciones de alta calidad que están haciendo llamados a la UPEL para la suscripción de convenios que permitan atender a profesionales de esas universidades en postgrados, especializaciones, maestrías, doctorados y postdoctorados. Recientemente recibimos una propuesta de Ecuador para ir en enero y ver de qué manera podemos afianzar convenios con universidades de allá y seguir con ese proceso de internacionalización.

 

 

Como parte de esta apertura al ámbito internacional, la UPEL adelanta la virtualización de la educación, al respecto afirma López Sayago:

La UPEL está haciendo un  gran esfuerzo para  profundizar  en la virtualización de la educación,  porque eso va a permitir aumentar la matrícula y atender a jóvenes venezolanos y del extranjero y profesionales a través de campus virtuales. Nuestra meta es poner en práctica este proceso en pleno a partir del primer trimestre del año que viene.

 

Sede Nueva Cúa

Estamos a punto de adquirir la sede para el Instituto Pedagógico de Miranda en los Valles del Tuy, un anhelo  de hace mucho tiempo  de esa comunidad y que satisfactoriamente hoy hemos visto cristalizado con la aprobación del aporte que se requiere para esa adquisición.

La sede atenderá a la extensión Nueva Cúa y beneficiará a más de mil estudiantes. En la  sede anterior que estaba siendo asediada por la delincuencia la matrícula disminuyó de 1 mil 400 estudiantes a 700, ahora  se aspira a que en la nueva sede se incremente la matrícula, toda vez que está en muy buenas condiciones  y en un sitio bastante agradable y seguro.

 

Por otra parte, la autoridad upelista recuerda que cinco estudiantes de esta Institución permanecen detenidos desde el 2 de julio y exige su liberación.

Hago un reclamo muy formal en relación con nuestros estudiantes que se mantienen detenidos. Estudiantes que hasta el momento no se les ha comprobado ninguno de los delitos que les imputaron y todavía se mantienen privados ilegítimamente de su libertad y no entendemos por qué ese ensañamiento en contra esos muchachos. Por qué razón  los han afectado tanto cuando no se les ha comprobado absolutamente nada.

Todos sabemos que son presos  producto de su posición universitaria, de disentir, de  reclamar lo que todos los universitarios reclamamos: elecciones, justicia, apego a la Constitución, respeto a los derechos humanos, plena libertad  para los que injustamente están presos y una democracia plena que permita ir a unas urnas electorales con la tranquilidad  de que lo que exprese el pueblo es lo que va a decidirse sin triquiñuelas ni trampas. Eso  es lo que exigieron esos muchachos y eso es  lo que han exigido muchos de los que hoy en día  se mantienen tras las rejas injustamente.

 

Finalmente Raúl López Sayago envió un mensaje de esperanza a la comunidad upelista:

A nuestros estudiantes, personal administrativo, docente y de servicio, quiero desearles que el 2018 sea un año de recuperación en lo económico, en lo espiritual. Que podamos ver la posibilidad de que nuestro país se recupere de esta crisis que tiene y todo nuestro personal va a ser determinante  y fundamental  para alcanzar ese objetivo.

 

 

 

 

 

 

 

Redes Sociales

Nuestro canal

Tweets UPEL